(*) Campos obligatorios

* Nombre
* Teléfono
* E-Mail
* Consulta

Dr. Diego Pla

MN 111973 MP 451259

Especialista en Ortopedia y Traumatología

Cirujano artroscopista. Cirugía de Rodilla, Hombro, Cadera

CONSULTORIO: Centro de Ortopedia y Traumatología de San Isidro (CTO)

Tel.: 4743.1425

Cuellos ortopedicos

Los cuellos ortopédicos son dispositivos diseñados para provocar la inmovilización de la columna cervical. Esta clase de aparatos se utilizan para satisfacer los requerimientos terapéuticos de las personas con lesiones cervicales, con el fin de agilizar la recuperación de los pacientes y evitar el agravamiento de las lesiones. El objetivo de estos cuellos ortopédicos es el de ofrecer una inmovilización máxima en la zona que se ha lesionado; o que debido a algún accidente o trauma experimentado se sospecha que la persona podría haberse lesionado la zona, de modo que para prevenir agravamientos se coloca un cuello ortopédico. Este dispositivo reduce además las lesiones en la piel y otras molestias que pueda sufrir la persona con problemas cervicales. Los cuellos ortopédicos se indican para colocarse luego de sufrir traumatismos, ante la presencia de fracturas cervicales estables, ante la aparición de hernias de disco cervical, en casos de espondilitis cervicales, para post- operatorios, en casos de espondilosis cervicales, en casos de esclerosis lateral amiotrofia, o ante cualquier eventualidad que el medico considere que sea mejor la recomendación de la utilización de este dispositivo, tanto para curar algún tipo de traumatismo ya ocurrido, como para prevenir su aparición.

clases de cuellos ortopedicosEn muchos casos los dispositivos vienen confeccionados a base de una estructura rígida que va recubierta con una clase de almohadilla antibacteriana, de la clase de almohadillas que están comprobadas clínicamente que tienen la cualidad de inhibir el crecimiento microbiano, a la vez que mejoran la comodidad del cuello ortopédico y ayudan a que el usuario realice el tratamiento terapéutico. Su diseño consta de una bioingeniería para minimizar los puntos en los que suele ejercerse la presión, conformados por las zonas claves conocidas tales como la barbilla, el trapecio, la zona occipital y la clavícula. Los diseños más completos vienen con botones de ajuste, que permiten regular el cuello ortopédico a la medida de la persona que lo utilizará, especialmente en la zona occipital y la mandíbula. Muchos diseños traen almohadilla extraíble para el esternón, especialmente para las funciones de tragar y la posición supina. Estos dispositivos permiten ser utilizados incluso para pruebas radiológicas, resonancias magnéticas y tomografías. Son compatibles para los estudios realizados con rayos x ya que no cuentan con partes metálicas en su estructura.

Tanto la parte rígida del cuello ortopédico como sus cierres son confeccionados en materiales plásticos, con el objetivo de que no deban ser necesariamente removidos a los efectos de realizar estudio y controles. Las medidas de estos cuellos vienen de forma estándar en XS, S, M y L. existen diseños especialmente adaptados a personas con cuellos de dimensiones mas largas, también llamadas “cuello de cisne”, y pueden afectar a cualquier esa, tanto mujeres jóvenes como adolescentes. Si el destinatario del producto será de sexo femenino, existen dispositivos cuyo diseño se adapta especialmente a la talla de mujeres maduras, así como también para hombres maduros y delgados. La talla S se utiliza para usuarios por lo general de sexo masculino, o también para mujeres más corpulentas o rellenitas. La talla XS es especifica para ser utilizadas en pacientes de cuellos cortos y delgados, su utilización es poco común, y generalmente si la piden es para mujeres. Además, existe una línea infantil de productos que resulta especial tanto para niños de 6 a 12 años como para niños de 4 a 6 años, la diferencia entre uno y otro modelo esta dada por las medidas y el tamaño general de los dispositivos, siendo mas pequeños los de infantes de mas corta edad.

 

Cuellos ortopedicos rígidos y blandos

Existen básicamente 2 clases de cuellos ortopédicos, están los de estructura rígida forrada en almohadilla para mayor comodidad del usuario, y los cuellos cervicales blandos, también llamados “collarines”. Estos últimos suelen ser cuellos de material hipo alergénico, confeccionados en goma espuma de alta densidad y forrados con una tela suave de algodón que produce que el contacto del dispositivo con la piel resulte mas placentero para el usuario. Esto permite también que la transpiración sea absorbida por el cuello ortopédico, evitando la humedad de la zona, el prurito y la incomodidad que podría resultar. Esta clase de cuellos se recomienda por lo general únicamente en lesiones leves, así como también para torticolis y para dolores de cuello seguidos. También resulta un tipo de dispositivo sumamente útil en caso de complemento nocturno del cuello rígido, ya que esos diseños suelen ser bastante incomodos para los usuarios. Al dormir el cuello se relaja y se tiende a movilizar en escalas mucho menores que durante el día, por lo cual el peso que el cuello deberá soportar y el nivel de movimientos que deberá tratar de controlar.