(*) Campos obligatorios

* Nombre
* Teléfono
* E-Mail
* Consulta

Dr. Diego Pla

MN 111973 MP 451259

Especialista en Ortopedia y Traumatología

Cirujano artroscopista. Cirugía de Rodilla, Hombro, Cadera

CONSULTORIO: Centro de Ortopedia y Traumatología de San Isidro (CTO)

Tel.: 4743.1425

Pinzamiento de menisco interno

pinzamiento de menisco internoLa rodilla, está delimitada por una estructura ósea que en cada una de sus partes tiene una función particular, y estas son: la tibia, que es la que limita a la articulación por su parte inferior, el fémur que limita a la articulación por su parte superior, la rótula que es el hueso que actúa como fijación de los músculos y es lo que articula a la tibia y al fémur. Dicho esto, es importante que comencemos con la explicación del tema al que nos referiremos en el presente artículo, que es precisamente del pinzamiento del menisco interno, una afección muy común entre los deportistas como los futbolistas. En efecto, la rodilla es una de las partes óseas que mayor propensión a sufrir lesiones tiene, sobre todo en la prácticas de los deportes como es el futbol, y dentro de ella los meniscos juegan un papel fundamental, en los que hablaremos a continuación; los meniscos son de dos tipos los internos y los externos, en ambos casos la función es la de absorber los golpes, choques, y son los que transmiten las cargas del peso del cuerpo, y eso es de cuarenta por ciento del peso. Los meniscos, son los responsables de evitar los impactos al fémur, y a la tibia, y eso es gracias a su estructura flexible, que soporta las tensiones por el apoyo.

Otra de las funciones es la de lubricar a la rodilla porque segrega un líquido para ello, llamado sinovial, además limita entre los huesos mas importantes de la pierna, actuando como un tope. Cuando el individuo se queja de dolores en la rodilla, el médico puede comenzar a sospechar de pinzamiento del menisco interno, que es el que más es proclive a este tipo de lesiones, es entonces cuando indica una radiografía de la rodilla para ver en las imágenes. Es importante que las personas que practican un deporte como es el futbol, sepan que con la edad ese líquido que proporciona el menisco, es cada vez menor, así que eso implica un cuidado y un estado de alerta en los movimientos.

Son muchos los factores que favorecen al pinzamiento del menisco interno, como por ejemplo una insuficiencia muscular, en la que la rodilla se encuentra más desprotegida, los hábitos en las actividades, que pueden ser laborales, o la práctica de deportes, las posturas y la fuerza aplicada a ello, y también en los casos que en forma genética existe una desviación rotular de nacimiento, la obesidad es otro de los factores por los que se puede producir el pinzamiento del menisco interno, es decir cuando el individuo tiene un peso más de lo que puede soportar su propio cuerpo, los esfuerzos en la práctica de algún deporte, el desgaste propio del avance de la edad, entre otros factores. Ahora ¿cómo reconocer los síntomas de pinzamiento de menisco interno?, muy sencillo, si por ejemplo hubo un accidente o una caída; los hábitos deportivos, los esfuerzos, las ocupaciones diarias en el trabajo, se tornan imposibles de realizar. Ante la posibilidad y la mínima sospecha es importante que acudamos al médico, que es mediante la exploración y la palpación el que nos dará el diagnóstico. Estas pruebas son puntuales y es el especialista que mediante suaves movimientos palpa la zona, así que si el paciente se queja del dolor intenso, es probable que nos encontremos en un pinzamiento del menisco interno, por lo tanto hay que comenzar con un tratamiento. En las pruebas para determinar la presencia de estos como de otros síntomas lo aclaran las resonancias magnéticas, las radiografías, que son métodos fiables, por cuanto nos devuelven las imágenes del problema y del panorama completo.

 

Tratamiento

Si tenemos el diagnóstico, es muy sencillo el tratamiento, que puede variar en una serie de procedimientos algunos muy sencillos, y otros no tanto, como por ejemplo el reposo, con la bolsa de hielo en la zona disminuye la molestia, un vendaje en la zona para mantenerla rígida pero no tanto como para cortar la circulación de la sangre, elevación de la pierna afectada, en una silla, o con almohadones, esto se puede hacer en la casa, pero si existiese algún otro problema más como por ejemplo un derrame de líquido, se evacuará en el consultorio para la disminución del dolor que para ese entonces será bastante intenso. El reposo indicado no disminuye de diez a quince días, inmovilizando al paciente, para que evite esfuerzos, para que después de unos días haya un trabajo más puntual de fortalecimiento para que el menisco interno, pueda otra vez soportar la carga. El pinzamiento de menisco interno otorga mucho dolor y estos son varios días, de diez a veinte días. Que es el tiempo en el que el traumatólogo puede indicar una segunda resonancia magnética para descartar otro problema o para verificar su progreso.