(*) Campos obligatorios

* Nombre
* Teléfono
* E-Mail
* Consulta

Dr. Diego Pla

MN 111973 MP 451259

Especialista en Ortopedia y Traumatología

Cirujano artroscopista. Cirugía de Rodilla, Hombro, Cadera

CONSULTORIO: Centro de Ortopedia y Traumatología de San Isidro (CTO)

Tel.: 4743.1425

Sillas de ruedas

sillas de ruedas para discapacitadosLas sillas de ruedas son dispositivos de traslado que facilitan la movilidad para aquellos con dificultades en el tren inferior. Las sillas de ruedas consisten en una silla adaptada de al menos tres ruedas, aunque la mayoría de ellas suelen disponer de cuatro. La sillas de ruedas son una de las principales herramientas para facilitar la locomoción de personas con discapacidades o con movilidad reducida a lo largo del mundo. Aunque todas las sillas de ruedas comparten características similares existen ciertas características que las diferencian. Por un lado podemos encontrar las sillas eléctricas manuales y por otro las eléctricas. La manuales deben ser empujadas desde las ruedas por la persona que se encuentra en la misma o pueden también ser empujadas desde atrás por un acompañante. En cambio las eléctricas permiten la movilidad de la persona a través de Un botón. Lógicamente las sillas mecánicas requieren de un esfuerzo físico más importante que las eléctricas, en especial en la zona de los brazos.

Muchas personas que se encuentran en sillas de ruedas tienen esta zona demasiado frágil, por lo cual una silla mecánica no les dará la independencia necesaria que requieren para moverse. Tenemos que tener en cuenta que muchas personas que utilizan sillas de ruedas viven solas, por lo cual no podemos contar con un tercero para empujar la silla. Por esta razón en muchos casos la silla de ruedas eléctrica brinda un nivel mayor de autonomía. La diferencia más significativa entre las sillas de ruedas mecánicas y las eléctricas es el precio. Suele haber una gran diferencia entre ambas, siendo las segundas mucho más caras. Será importante que antes de comprar una silla de ruedas podamos ver si la obra social o medicina prepaga del paciente cubre alguno de estos gastos. Muchas veces ante patologías específicas que necesitan sí o sí una silla de ruedas la obra social se hace cargo de parte o de la totalidad del gasto de las mismas. Con esta ayuda la compra de este producto se vuelve mucho más fácil, y esto resulta un alivio para nuestro bolsillo.

Elegir la silla correcta

Más allá de si hablamos del modelo mecánico o el eléctrico otras características de las sillas de ruedas es que la mayoría de las mismas son plegables. Esto es algo realmente importante si queremos facilitar el traslado. Cuando llevamos a una persona discapacitada en auto de un lugar a otro no nos quedará más opción que guardar la silla en el baúl, por esta razón será importante que la misma pliegue bien. Para aquellas personas que tienen una dependencia 100% de la silla, es bueno que la misma se pliegue, debido a que cuando se la guarda a la noche cerca de la cama, solo tenemos que disponer de un lugar pequeño para poder ubicarla. En relación a los materiales de la construcción, las sillas están hechas a base de acero o aluminio reforzado. En algunos casos especiales se utiliza titanio al carbono con un revestimiento de Kevlar con el fin de darle mayor durabilidad a la silla. Esto hace que sean realmente livianas.

Esto resulta importante, debido a que ya bastante peso tendremos que cargar deslizando al paciente. Si encima tenemos una silla pesada, esta tarea se volverá bastante complicada. Además a la hora de trasladar la silla, el hecho de que pese poco hará que no sobrecarguemos el vehículo. En relación a la historia de las sillas de ruedas, podemos decir que las primeras de ellas aparecieron en España durante el reinado de Felipe II. Este contada con un trastorno motor que le traía dificultades para desplazarse de forma normal. En relación a cual fue la primera silla patentada podemos decir que la misma apareció en 1869. Este era un modelo bimanual el cual era impulsado gracias a las ruedas traseras. Luego de la creación de estas sillas surgieron diferentes modelos de 3 ruedas y con otras modificaciones como eran la adaptación de las ruedas con el fin de poder ser utilizadas monomanualmente o trimanualmente. Las sillas de ruedas eléctrica surgieron bastante después en la historia de la humanidad. La primera se registra en 1924. Este primer modelo no tuvo un éxito muy importante en el público debido a que causaba bastante ruido. La silla de ruedas contemporánea (el modelo que conocemos hoy en día) fue creada en 1932 por el ingeniero Harry Jennings, quien diseño un modelo para un amigo. Junto con el fundaron la compañía de nombre “Everest & Jennings” la cual monopolizó la industria de las sillas de ruedas hasta 1960. En este año la compañía no se pudo sostener más y se declaró en bancarrota. En este momento la industria de las sillas de ruedas se comenzó a abrir y empezamos a encontrar algunas de las compañías que son líderes en el mercado hoy en día.